Las tareas de reparto de correspondencia nos permiten tener un control de sus clientes. Si usted lo desea, nos hacemos cargo de la gestión de su base de datos. Una gestión contínua, con revisiones periódicas y actualizaciones en función de las posibles bajas y altas. De este modo, siempre sabremos dónde destinar sus envíos, sin gastos inútiles.